estreñimiento

Muchas personas sufren estreñimiento por diversos motivos, y muchos de ellos piensan que es porque no toman la fibra suficiente. Pues la mayoría cometen un error.

Las causas del estreñimiento pueden ser muchas, algunas de ellas son:

- Falta de flora intestinal, por toma excesiva de laxantes, en el nacimiento, toma excesiva de antibióticos,…

- No tomar el agua necesaria, si tomamos mucha fibra y no tomamos agua endurecemos las heces y es difícil defecar.

- Postural, muchas veces por malas posturas podemos provocar estreñimiento.

- Mala alimentación, exceso de comida basura.

- Estrés. El ritmo de vida que llevamos día a día provoca que el momento de ir al baño se retrase y esto implica no ir.

- Y muchos otros casos individualizados.

Para poder remediar el estreñimiento es necesario en primer lugar limpiar la zona, es decir, eliminar el exceso de heces en el intestino. Una vez vacio el intestino debemos aumentar la flora bacteriana para ayudarnos e ir al baño todos los días y de una forma puntual.

Para limpiar el intestino debemos:

- Cambiar la dieta (adecuada a necesidades, introducir fibra o eliminarla)

- Beber más agua, sea cual sea la forma, en infusiones, sopas, cremas,…

- Acudir al fisioterapeuta.

- Reducir el estrés.

Ante cualquier duda, no esperes más, consúltanos.

Esther Rubio Beteta
Nutricionista en Clínica del Peu.

 


tablet_denebinsideHola soy Jaume el administrador de esta página, webmaster que se decía antes y community manager en ciernes. A partir de ahora voy a unirme a la edición del blog de la Clínica del Peu. Como podéis ver llevamos un par de meses sin poner contenidos nuevos. Sin embargo si que hemos mejorado el aspecto de la página. Una de estas mejoras es que el actual diseño es compatible con la mayoría de los móviles y tablets. Si tienes un smartphone o un tablet te animo a que pruebes nuestra página para comprobar que tal se ve.
Aparte de asuntos técnicos. Sobre los contenidos que os interesan: salud, deporte, nutrición, psicología, noticias sobre la clínica, etc. Puede prometer y prometo :-P que en breve seguirán apareciendo.
Aprovecho para mandar un saludo a todos los seguidores de la página, a los que habéis llegado aquí por casualidad y en general a todos los que estáis leyendo esto.
Finalizo recordándoos que estamos también en Facebook.


Ya estamos en otoño, estación en la que debemos preparar el organismo para el duro invierno. Por ello es conveniente hacer una pequeña depuración y sobre todo aprovechar los alimentos que el campo nos ofrece.

Alimentos blancos como la cebolla, col, coliflor, nabo y puerro son muy beneficiosos para limpiar el riñón. Otros colores como el rojo de la calabaza y el marrón de las setas son muy recomendables además de depurativos.

Las frutas como la manzana, pera y uva son beneficiosas para eliminar líquidos y dar energía a nuestro cuerpo por su poder antioxidante. Las nueces por su alto contenido en omega 3.

En esta estación son aconsejables los ligeros sabores picantes, puesto que ayudan a entrar en calor además de estimular la eliminación de toxinas.

El conjunto de todos ellos es lo que nos ayudará a aumentar las defensas para que los cambios de temperatura no nos afecten, evitando así los catarros, gripes, etc.…

Esther Rubio Beteta. Nutricionista.


Hola a Tod@s!

Volvemos de vacaciones y después de este largo periodo de descanso comienza en muchos de nosotros la “vuelta al deporte”. Es por ello que queremos daros unas recomendaciones sencillas para que la readaptación física sea adecuada y no caigamos en lesiones.

Desde la Clínica del Peu os aconsejamos que la reincorporación al deporte/actividad física, sea progresiva a todos los niveles.

Existen dos tipos de trabajo físico: el aeróbico y el anaeróbico.

En el primero, se contemplan las actividades en donde no pasamos de 140 pulsaciones/minuto durante su ejecución. Dicho de una forma más sencilla, hablamos de deportes como: carrera suave a trote, bicicleta a ritmo asequible sin carga para las piernas, pesas con poco peso y mucha repetición, natación haciendo más largos pero a poca velocidad…etc.

En cambio en el anaeróbico los esfuerzos son mayores y normalmente pasamos de las 140 pulsaciones/minuto. Éstos son más adecuados para dentro de un mes o dos, después de nuestra adaptación.

Os preguntaréis: ¿cómo saber cuántas pulsaciones tenemos?. Es fácil, cuando notéis durante el ejercicio una fuerte falta de aire y un cansancio considerable, estaréis pasando de 140 pulsaciones/minuto. También hay pulsómetros económicos pero no os van a hacer falta. Este dato os lo doy de forma sencilla porque cada uno de nosotros tiene un umbral de esfuerzo y el corazón a una capacidad concreta.

Realizar deporte aeróbico es saludable, mantiene y mejora la línea física, y es ideal para la vuelta de vacaciones. Además previene la aparición de lesiones musculares, articulares, ligamentarias y tendinosas.

No olvidéis que antes y después de cada actividad física hay que realizar estiramientos, tenéis en nuestro Facebook fotos explicativas de muchos de ellos para cualquier parte de nuestro cuerpo.

Y ya sabéis, para cualquier duda consultadnos cuando queráis.

Luís Tormo Larrosa. Fisioterapeuta.


Todavía nos quedan unos días de descanso, vacaciones, calor y baños en la piscina. A pesar de ello, más de uno habrá notado los estragos que han causado los tres meses más deseados del año, el verano. En el tema que hoy nos ocupa, vamos directamente a uno de los principales invasores de las piscinas, tanto comunitarias como particulares: el Papiloma Plantar.

Son muchos los pacientes que, tras varios meses observando una pequeña lesión en la planta del pie, deciden acudir a consulta. Suelen referir que en un primer momento observaron una pequeña astilla bajo la piel e intentaron sacarla sin obtener resultado. Al cabo de los días, la lesión empezó a crecer y doler. En la mayoría de estos casos, se trata de un Papiloma Plantar. Cabe destacar que este tipo de lesión no tiene nada que ver con los tumores de cuello de útero, tan nombrados en los últimos años por la implantación de la vacuna contra el mismo (nos ocuparemos de este tema en otro post).

Ahora bien, ¿qué debemos hacer si observamos una pequeña lesión en la planta del pie, con aspecto rugoso y a veces, con unos pequeños puntos de color oscuro?. Lo primero es acudir al Podólogo para diagnosticarlo y en segundo lugar, hay que ser muy precavidos, ya que se trata de una lesión altamente contagiosa y, por solidaridad con nuestros parientes, amigos o vecinos estivales, debemos evitar sembrar el papiloma allá por dónde pisemos. Es recomendable utilizar chanclas, desinfectar la ducha con lejía y evitar caminar descalzo. El resto, es cosa nuestra.

Esperamos que este post-consejo os sirva para terminar las vacaciones lo más sanos posible. Esa es una de nuestras razones de ser como profesionales de la salud. Y recordad que la salud, empieza por los pies. Buen fin de verano!

Cristina Martínez Boix. Podóloga.


Un hábito muy común cuando llegan las vacaciones es dejar de lado el control de calorías, grasas, ejercicios, es decir: ¡¡ Salimos de la rutina de todo el año!!. Al fin y al cabo, en eso consisten las vacaciones.

Para no volver de nuestro merecido descanso con los “kilitos de más” de todos los años, os proponemos una serie de consejos que os ayudarán a disfrutar a la vez que cuidáis de vuestro organismo.

  1. Beber mucha agua, ayuda a eliminar las toxinas y es el mejor drenante.
  2. Desayunar con frutas de temporada e infusiones, vuestro hígado lo agradecerá…
  3. Una vez a la semana comer verduras y frutas para compensar los excesos del resto de la semana.
  4. Evitar el estreñimiento, esta es la mejor vía de eliminación de las toxinas.

Para ayudaros con estos consejos, podéis seguir durante un día a la semana, la pauta que os proponemos a continuación:

DESAYUNO: Te verde con sandía o melón

ALMUERZO: tostada de pan integral con aceite de oliva

COMIDA: cogollos de lechuga con queso fresco y manzana + yogurt bífidus

MERIENDA: macedonia de frutas + infusión fría

CENA: judías verdes hervidas + tortilla de perejil + yogurt bífidus

Esperamos que estos consejos os sean de utilidad para este verano y que disfrutéis mucho del calor y del descanso.

Esther Rubio Beteta . Nutricionista.

 


Pies Descalzos por Yaira GuevaraEl olor de pies es un problema muy común entre la población, el cual provoca incomodidad tanto al que lo sufre como a los que le rodean. A diario acuden a consulta pacientes que refieren haber “probado de todo” para evitar el mal olor de pies, sin haber conseguido ningún resultado.

La principal causa del olor en los pies se debe a la descomposición bacteriana  del sudor tras haber sido excretado por las glándulas sudoríparas, unido al detritus de la descamación celular (restos de piel). Ambos provocan un olor muy desagradable que, dependiendo de cada caso, será más o menos perceptible. Además, la falta de una correcta higiene del pie, agrava las consecuencias del problema.

Para prevenir el mal olor de pies, podemos seguir una serie de consejos entre los que destacamos una higiene minuciosa, lavando el pie con jabones ácidos y secándolo, sobretodo entre los dedos. Además, el cambio de calcetín y calzado dos veces al día está indicado en personas que sufren problemas de hiperhidrosis (exceso de sudoración). Podemos añadir a nuestra rutina de higiene del pie el uso de infinidad de productos para controlar la sudoración tales como polvos secantes o sprays (estos últimos más indicados en el verano, por motivos estéticos). Sumado a todo ello, debemos controlar la ingesta de ciertos alimentos que, consumidos en exceso, pueden provocar la excreción de un sudor más desagradable. Y como consejo final, debemos ser muy constantes para solucionar el problema.

Cristina Martínez Boix. Podóloga.


Esta tarde hemos estado en una gran superficie dedicada al deporte con el fin de adquirir unas zapatillas de trail. Las opciones son muchas, dependiendo de infinidad de factores: frecuencia de entrenamiento, superficie de desarrollo, sistema de sujección del pie, entre otros. Pero el factor indiscutible y de actualidad es si eres pronador o supinador.

Como profesionales de la salud, consideramos el correcto diagnóstico en un deportista como algo indispensable, tanto como un buen entrenamiento. Pero no es un concepto que deba tomarse a la ligera, como si se tratara de definir el que es zurdo o diestro. Cuando definimos a un paciente-deportista como pronador, por poner un ejemplo, no nos basamos en un diagnóstico sacado de unos valores estándar en función de cómo pisa. Se trata de un concepto unido a otros muchos signos que observamos en el paciente, desde los pies hasta la cabeza. Dismetrías, desviaciones a nivel de caderas y rodillas, ejes de ataque al suelo en las distintas articulaciones de pie y tobillo, entre otros. Todos estos factores deben ser estudiados de forma minuciosa para definir a un paciente.

Una vez valoramos si ese paciente es pronador, supinador o neutro, llega el momento de analizar si una zapatilla con materiales más densos o amortiguadores en una zona determinada, puede ayudar a una mejor progresión de la pisada durante el gesto deportivo. En muchos casos, es suficiente con un calzado adecuado, pero en la mayoría de los casos, debemos añadir un soporte plantar hecho a medida para mitigar posibles lesiones derivadas de la morfología propia del individuo.

En definitiva, si eres deportista y necesitas cambiar de zapatillas, es conveniente que acudas a un profesional de la salud especializado en estudios biomecánicos y deporte para evitar que te salga cara la jugada.

Cristina Martínez Boix. Podóloga.


Estos últimos días hemos estado hablando de la prevención de las temidas ampollas. Son muchos los que han seguido nuestros consejos y han evitado su aparición, aunque otros, no han tenido la misma suerte.Flickr FreeCat

El exceso de temperatura y humedad del pie en el zapato y sobretodo en las zapatillas de deporte, unido al exceso de fricción en ciertas zonas, provoca la aparición de incómodas y molestas rozaduras y ampollas que limitan la actividad diaria. Pues bien, llegó el momento de tratarlas.

Recordando cualquiera de las películas del famosísimo Rambo, podríamos pensar en solucionar el problema quemándolas con un cuchillo incandescente o incinerar pólvora sobre ellas pero, no es el mejor camino. Tampoco es aconsejable incidir la ampolla con una aguja e introducir un fragmento de hilo en su interior para drenar el contenido líquido. Lo más importante es mantener una correcta higiene con el fin de evitar la infección, utilizando soluciones antisépticas. Nunca debemos eliminar la piel que sobresale, ya que actúa como protección de la zona lesionada. Y debemos evitar el uso del calzado que las provocó y en el caso de los deportistas, es aconsejable no entrenar en 2 ó 3 días.

Si se da el caso en que debemos volver a nuestra actividad diaria y la ampolla lo impide, podéis aplicar un apósito protector. Son una buena solución, siempre y cuando se realice de forma adecuada. Recordad que es muy importante que la piel y las manos estén totalmente secas. Debemos calentar el apósito antes de aplicarlo, colocándolo entre las manos con el fin de aumentar la pegajosidad del mismo. Y una vez se aplica sobre la piel, es conveniente masajear la zona para que el apósito quede totalmente adherido. No debe retirarse hasta que se despegue por sí mismo.

Y recordad, a pesar de estas medidas curativas, la mejor solución es la prevención.

Cristina Martínez Boix. Podóloga.


Durante el mes de Mayo, son muchos los eventos que acontecen en todo el mundo: el día de la Madre, el día Internacional de los Trabajadores, el Día Mundial de la Libertad de Prensa y los domingos de comuniones. Padres, madres, niños y familiares se preparan para el gran día en el que se espera que no falte ni el más mínimo detalle. Aunque a veces, no ocurre así.

Es muy común que las mamás acudan a consulta podológica para una puesta a punto de sus pies, con el fin de poder calzarse unos buenos tacones. Lo curioso es que no se prepara al verdadero/a protagonista para el estreno de sus zapatos de comunión.

Por lo que hemos observado en los escaparates a lo largo de los últimos meses, el calzado de comunión cumple con los requisitos de un buen zapato: piel de calidad, sujección adecuada y horma recta. El problema surge cuando el niño se calza el zapato el día de su comunión y aparecen las inesperadas rozaduras y ampollas que le “amargan” un tanto la celebración. ¿Podríamos haberlo evitado?, por supuesto. Es tan simple como seguir unos sencillos consejos con el fin de acomodar el zapato al pie y no al contrario, como ocurre habitualmente.

Lo más importante es no estrenar el zapato el mismo día, siempre recomendamos utilizarlos en casa durante cortos períodos de tiempo previos a la celebración. Además, es aconsejable utilizar el mismo tipo de calcetín o media para que el pie manifieste cualquier incomodidad lo antes posible. Si a ello le añadimos un correcto corte de las uñas y la aplicación de una crema hidratante o anti-rozaduras, evitaremos pasar un mal rato.

Aun así, si en los días previos a la celebración, observamos que la adaptación del zapato al pie del niño no es satisfactoria, es recomendable el consejo podológico. El podólogo valorará el calzado y el pie en conjunto y pautará las modificaciones convenientes para adaptar el zapato.

 Cristina Martínez Boix. Podóloga.