Un hábito muy común cuando llegan las vacaciones es dejar de lado el control de calorías, grasas, ejercicios, es decir: ¡¡ Salimos de la rutina de todo el año!!. Al fin y al cabo, en eso consisten las vacaciones.

Para no volver de nuestro merecido descanso con los “kilitos de más” de todos los años, os proponemos una serie de consejos que os ayudarán a disfrutar a la vez que cuidáis de vuestro organismo.

  1. Beber mucha agua, ayuda a eliminar las toxinas y es el mejor drenante.
  2. Desayunar con frutas de temporada e infusiones, vuestro hígado lo agradecerá…
  3. Una vez a la semana comer verduras y frutas para compensar los excesos del resto de la semana.
  4. Evitar el estreñimiento, esta es la mejor vía de eliminación de las toxinas.

Para ayudaros con estos consejos, podéis seguir durante un día a la semana, la pauta que os proponemos a continuación:

DESAYUNO: Te verde con sandía o melón

ALMUERZO: tostada de pan integral con aceite de oliva

COMIDA: cogollos de lechuga con queso fresco y manzana + yogurt bífidus

MERIENDA: macedonia de frutas + infusión fría

CENA: judías verdes hervidas + tortilla de perejil + yogurt bífidus

Esperamos que estos consejos os sean de utilidad para este verano y que disfrutéis mucho del calor y del descanso.

Esther Rubio Beteta . Nutricionista.

 


Pies Descalzos por Yaira GuevaraEl olor de pies es un problema muy común entre la población, el cual provoca incomodidad tanto al que lo sufre como a los que le rodean. A diario acuden a consulta pacientes que refieren haber “probado de todo” para evitar el mal olor de pies, sin haber conseguido ningún resultado.

La principal causa del olor en los pies se debe a la descomposición bacteriana  del sudor tras haber sido excretado por las glándulas sudoríparas, unido al detritus de la descamación celular (restos de piel). Ambos provocan un olor muy desagradable que, dependiendo de cada caso, será más o menos perceptible. Además, la falta de una correcta higiene del pie, agrava las consecuencias del problema.

Para prevenir el mal olor de pies, podemos seguir una serie de consejos entre los que destacamos una higiene minuciosa, lavando el pie con jabones ácidos y secándolo, sobretodo entre los dedos. Además, el cambio de calcetín y calzado dos veces al día está indicado en personas que sufren problemas de hiperhidrosis (exceso de sudoración). Podemos añadir a nuestra rutina de higiene del pie el uso de infinidad de productos para controlar la sudoración tales como polvos secantes o sprays (estos últimos más indicados en el verano, por motivos estéticos). Sumado a todo ello, debemos controlar la ingesta de ciertos alimentos que, consumidos en exceso, pueden provocar la excreción de un sudor más desagradable. Y como consejo final, debemos ser muy constantes para solucionar el problema.

Cristina Martínez Boix. Podóloga.